sábado, diciembre 17, 2005

Perdidos en La Mancha...

No hay nada peor para un aficionado al cine que ver como se le pone trabas. No hay nada peor para un director de cine que decirle que no puede hacer su película. Y es eso lo que este documental nos muestra, el 'cómo-no-se-hizo' la película de Terry Gilliam (ex Monty Python) 'The Man Who Killed Don Quixote'.



'Lost In La Mancha' muestra como uno de los grandes (de dimensiones y de calidad) proyectos de Gilliam se viene abajo, en principio por su propio peso, pero sinceramente, tras ver la película no sabría a quién culpar, si a la mala planificación, a los actores, al clima, o a Murphy (sí, el de la ley). La película resulta un espectáculo tristísimo, desolador, pero deja un gran testimonio para aquellos que creen que hacer una película es fácil.

Es irónico que sepamos ya el final de la película, pues de este modo el visionado se vuelve más desgarrado cuando vemos al equipo hacer lo imposible por reestructurar ese monstruo que se ha vuelto contra ellos, esa maraña de trabajadores, decorados, localizaciones, vestuario, maquillaje y maquinaria de rodaje, tratando de convencer a los productores y financiadores de que pueden ser capaces de salir de ese bache. Ahí está la ironía, que por mucho que intenten sacar el proyecto adelante, sabemos que todos esos esfuerzos están siendo en vano.

Es un documental interesante, entretenido, revelador e incluso en algunos casos divertido, pero desde luego, totalmente desesperanzador, triste y como Woody Allen dijo: 'La peor pesadilla para un director de cine'.

Salu2

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Teniente Colombo said...

Luchar contra molinos.

1:33 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home