jueves, enero 11, 2007

Jesu-Risto Superstar...





Hoy ha sido el día que me he decidido. Tenía muchas ganas de comentar este (a su pesar) fenómeno mediático que ha supuesto la inclusión de Risto Mejide, publicista y buscador impertérrito de productos, pero hoy ha sido el día que sin lugar a dudas me he rendido a los pies del señor Mejide.

Me alegro que la mala baba, el cinismo, la chulería se hagan hueco en la edulcorada (por imperativo legal) televisión de hoy en día, en la que se puede enseñar una teta para ganar audiencia, pero no se puede decir la verdad para no perderla. El espectáculo que Risto nos ha brindado hoy (y nos viene brindando desde la primera gala) ha sido de primer orden. Si bien ultimamente ha entrado en una fase más comedida porque realmente no es necesario meter caña, los concursantes se lo curran... hoy ha habido un episodio más del idilio amor-odio entre Risto Mejide y Leo, uno de los reyes del karaoke que componen el programa. El tema, grosso modo, es que se le ha espetado a Leo que la cancion era sosa y trsite, que ha puesto las mismas ganas en la canción que en hacerse el harakiri, por lo que el valenciano ha invocado al espíritu de Enrique Urquijo y se ha armado de valor para decirle al miembro del jurado que deje a lo muertos quietos. ¿Por qué? ¿En el momento que alguien muere, todo su trabajo, su vida, sus pertenencias, sus costumbres y todo pasan a ser buenas? No, en absoluto, y realmente, como algún sabio dijo un buen día: la discografia de Los Secretos induce al suicidio.

Pero no nos desviemos. Se ha acusado a Risto de que podría estar interpretando un personaje, siguiendo las pautas que alguien le marca, componiendo su discurso de trillados convencionalismos y dejando su sarcasmo y cinismo a merced de la audiencia y los números. Pues bien, sea o no así, yo me declaro fan fatal de Risto Mejide, me parece que es lo que hace falta, ir más allá de lo políticamente correcto, ser amorales, dar rienda suelta a la naturalidad, ir con la verdad por delante, duela o no, y si puede ser con tu poquito de chulería, mejor, porque siempre habrá alguien que la joderá. Ya está bien de dar pomadas antes de que aparezca la herida, como bien dijo una gran filósofa: al pan, pan, y a la puta, zorra.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Teniente Colombo said...

Lo de ir con la verdad por delante, pues claro, siempre que nos lo permitamos a nosotros mismos, pero lo de ser amorales... no hombre...

Joder, el código de letras que tengo que poner para hacer este comentario es: "rajoi"...

1:41 p. m.  
Blogger Oye-Juan-Kenobeo (El Maestro Jedi) said...

¿Qué es la moral? ¿Qué es moralmente correcto? ¿Quién lo dice? Quizá ser amoral sea algo poco preciso, pero si que podíamos aligerar algo el término 'moral', que creo que se ha quedado estancado hace unos cuantos (muchos) años.
Mi palabra para validar era "karod"... ¿La política inunda Blogger? Es coña, of course xD

7:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home