viernes, abril 28, 2006

Designed by Apple in California...

Hace un año que nos conocemos. Todos estos días has sido mi acompañante cuando no tenía con quién ir de paseo, cuando tenía que ir a la compra, a la facultad, a casa de algún amigo, en definitiva, cuando no tenía a nadie, ahí estabas tu. Y es por eso, por acompañarme hasta el fin del mundo, por poner banda sonora a mi vida diaria y por pedir tan poco a cambio, por lo que te quiero, querido iPod.

Hace hoy casi un año que me dió la ventolera de comprarme un cacharrito de esos tan caros y tan molones que reproducen emepetrés, aunque ya tenia uno, pero este era de Apple, tenía una capacidad infinitamente mayor y tenía un diseño bastante bonito. Fuí a FNAC con recelo. Me parecía demasiado caro para lo que ofrecía y para lo que yo lo iba a utilizar, que iba a ser básicamente escuchar música, aunque iTunes y el propio iPod ofrezcan miles de chorraditas varias. Por fin me decidí, ¡y menos mal que me decidí! porque la verdad es que, aunque solo sea por cuestiones de espacio, se nota bastante el cambio de los 512Mb primigenios a los 4GB actuales... ¡1000 canciones!

Desde ese día no nos hemos separado ni un minuto, estamos todo el día juntos, pero no nos cansamos el uno del otro. Además, algunas veces pienso que me conoce más de lo que yo creo, pues, según mis ganas de marcha me pone unas canciones u otras, desde canciones que me hacen bailar por la calle (literalmente, y es verídico) hasta dramones cantados que deprimen al más pintado.

Retomando los 4GB, esa capacidad ha hecho que la variedad de temas que escucho en mis trayectos sea muchísimo mayor, no como cuando con los 512Mb no pasaba de las 16 canciones, y por ello, mucho más ameno. No hay día que no saque mi iPod a la calle, se ha pateado conmigo Málaga, Marbella, Madrid, Amsterdam, Bruselas, París, La Haya, Munich, Innsbruck... Miles de sitios a los que no he dudado en llevármelo conmigo y en los que he andado mucho, mucho, mucho. Pero es incansable.

Nuestra sociedad actual es creadora de necesidades, y sí, a día de hoy, creo que no podría vivir sin mi iPod... cosas de la sociedad.

Un saludo!

2 Comments:

Blogger Teniente Colombo said...

Utilizando tu vocabulario: es el "post" más "chiclepop" y "bizarro" del mundo.

12:40 p. m.  
Blogger Oye-Juan-Kenobeo (El Maestro Jedi) said...

Se te ha olvidado añadir "gafapasta"...

1:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home