viernes, agosto 03, 2007

Regreso de la tumba... ¡Bailando!...

Tras unos cuantos vaivenes personales regreso, al menos por hoy, con las pilas cargadas despues de llegar del concierto de Pet Shop Boys en Málaga.Pasaban las 22:20 de la noche cuando los primeros teloneros salieron al escenario. El auditorio se presentaba levemente poblado, y con la mayoria del público recostado en los asientos de grada mientras un pequeño grupo de enfervorizados se agolpaban a los pies del escenario para escuchar a Retrodelia tocar unos cuantos temas que sirvieron, sinceramente, para hacer más asumible la espera, pues a eso de las 23 comenzó la autoproclamada reina del pop Soraya y el auditorio completo se volcó con ella y sus canciones. También es cierto que se prestaba más a ello pues no paraba de interactuar con la audiencia y de incitar al público a cantar, saltar y bailar.

Pero todo esto, aunque pueda no parecerlo, era un simple preludio para algo mucho más grande que se avecinaba. Tras la despedida de Soraya, que, aunque me cueste horrores decirlo, debo asumir que tiene un directo más que apreciable, se volvieron a encender las luces, el interludio se presumía largo, y no fue menos: calibración de proyectores, desmontaje y montaje de escenografía, calibración de focos, de micrófonos... todo debía estar a punto.

En este momento aparecieron proyectadas en el escenario las siluetas de Neil Tennant y Chris Lowe para regocijo de todo el público que a esa hora abarrotabamos a no poder más el Auditorio, el espectáculo se acercaba. Se movieron los neones, se cerró el telón y se apagarón las luces, llegó el momento.

Dos siluetas humanas aparecieron en el escenario: una enfundada en una sudadera color amarillo fluorescente, vaqueros, gorra blanca y gafas de sol; la otra con elegante frac y sombrero de copa. El público arrancó a aplaudir. Entonces volvieron a aparecer otras dos figuras vestidas igual. Esta vez nadie aplaudió, estábamos expectantes. Por fin, y con un firme apretón de manos hicieron su aparición en el escenario los Pet Shop Boys y pusieron en marcha toda la maquinaria de entretenimiento audiovisual (como bien especificó Mr. Tennant) que les acompaña en este Fundamental Tour: neones, focos, proyecciones, interacción escenario-video y sobretodo mucha potencia de sonido para dos horas de concierto en las que repasaron todos sus grandes éxitos: desde 'West End Girls' hasta 'Minimal', pasando por el incomprendido 'Domino Dancing', 'Can You Forgive Her', ' It's a Sin', 'Se A Vide É (That's The Way Life Is)' y la imprescindible 'Go West', con la que cerraron el espectáculo y con él, una noche inmejorable.

Eché en falta 'New York City Boy', una de mis favoritas, o la comprometida 'I'm With Stupid' pero bueno, hubo muy buenos momentos como el publico coreando a voces el 'Left To My Own Devices', gritando 'It's A Sin' o dando saltos sin parar con 'Where The Streets Have No Name (I Can't Take My Eyes Off You)', la fantástica remezcla de U2 y Frankie Valli. Mención especial para la puesta en escena de 'The Sodom and Gomorrah Show', divertidísima.

Etiquetas:

4 Comments:

Anonymous RafaJVU said...

No me esperaba menos de ti, gracias por compartir la experiencia muy detallada, me siento como si hubiera estado, por todo lo que cuentas obviamente disfrutastes, eso que te queda, nos vemos pronto, un saludo!.

12:41 a. m.  
Blogger Wendy Pan said...

Te equivocas, no son ángeles, son los Arcángeles del...
...
..., no me atrevo a ponerle etiquetas a su música.
Les adoro desde el primer momento que oí salir una nota de sus bocas(y manos?).
Gracias mil por compartirlo con nosotros, pobres mortales que no hemos podido disfrutar en directo contigo.
Kisses

8:02 p. m.  
Blogger isaac said...

no sabía que habían hecho una versión de ese temazo de U2... tendré que buscarlo. Pero eso sí, coincidimos en lo de New York City Boys, también es de mis preferidas

1:33 p. m.  
Blogger S said...

Vaya, que impresión. Sabe incluso un poco mal no haber estado allí...

12:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home