miércoles, junio 28, 2006

Lo que se pierde la ficción española...

Eso fue lo que pensé el otro día cuando, mientras cenaba, me puse a ver un par de capítulos de 7 Vidas.


Sé que es hablar del tema a toro pasado, pero no ha sido hasta que he notado su falta, cuando he caido en la cuenta de lo que realmente se nos ha ido. Nadie hoy en día hace esos chistes tan bestias a la par que tan risibles como los que se hacían en esta serie. Vale que algunos de sus guionistas se hayan reciclado en Aída... y se nota, ¡vaya si se nota!, pero no es lo mismo.

Ya lo criticaron cuando el spin-off de la asistenta comenzó, y lo recuerdo ahora: si lo que pretenden es que el público se identifique... al menos conmigo no lo han conseguido, ni de lejos. No por nada, sino porque aunque no encajo en ninguno de los dos perfiles, me identifico más con treintañeros en crisis existenciales que con una chacha con hermano ex-yonki e hijos de moral distraída, qué queréis que os diga. Además, que aunque 7 Vidas tuviera sus más y sus menos con las tramas... lo de Aída no tiene parangón, hay episodios dignos del surrealismo más absoluto.

El caso es criticar la pérdida de una serie tan longeva y de alta calidad por el simple hecho de que no se consiguieran las audiencias deseadas, o al menos eso es lo que me parece a mí. Fue todo a partir de los capítulos 199-200-201, que no consiguieron las audiencias que esperaban (aunque el 200 fue visto por muchísima gente), es entonces cuando se especula con que la serie podría carse de la parrilla definitivamente, cosa que se hace efectiva solo 3 capítulos después, en el 204. Dicen que fue de mutuo acuerdo, pero creo, o quiero creer que por parte de Globomedia se pusieron algunos morritos, a pesar de luego ceder, porque es una pena que una serie tan buena acabe de esta forma.

Y digo yo: puestos a acabar... ¿por qué no acabar dignamente y con un digno final? No sé que prisa les entró a los de Telecinco que en tres semanas querían liquidar una serie que les ha reportado mucho dinero, mucha audiencia, y que es ya la más longeva; pero así fué, en tres semanas, de forma poco aclaratoria (hay gente que todavía piensa que en Septiembre vuelven) y con un final cutre salchichero con dos o tres puyitas se despidió esta veterana serie... una auténtica vergüenza.

Un abrazo!

4 Comments:

Blogger Tyrannosaurus Reflex said...

Bueno, por una parte estoy de acuerdo contigo en que el final que se le dió no fue el más adecuado. Habría sido mucho mejor que acabara con el episodio en directo (que fue GENIAL).
Pero, por otra parte tienes que reconocer que las dos (¿tres?) últimas temporadas flojeó muchísimo y recurrian demasiado al caca-culo-pedo-pis como fuente de chistes y argumentos desmereciendo las primeras temporadas.

12:13 p. m.  
Blogger Oye-Juan-Kenobeo (El Maestro Jedi) said...

Es cierto, flojeó, pero aún seguía teniendo momentos de (espléndida) lucidez, y eso le seguía dando muchos puntos.

El problema que le vi yo fue al comienzo de esta última temporada, con el personaje de Yolanda Ramos que era realmente tedioso, se ve que alguien les dió un toque y a las pocas semanas el personaje era más digerible hasta hacerse pasar por uno más, fue e agradecer.

12:23 p. m.  
Blogger Spidermanu said...

Me mola mucho 7 Vidas, y, de forma absolutamente sorprendente para mí, me mola bastante Aida. A otro nivel, pero me mola.
Qué cosas...

9:53 a. m.  
Blogger Hans Levirsson said...

nunca me gustó 7 vidas... en general, ninguna serie española de antena 3. Ni aida, ni aqui no hay quien viva... es que no les veo la gracia... las veo tan estúpidas, previsibles, facilonas... no sé... pero es una opinión claro, que nadie se me ofenda eh...

10:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home